febrero 2021

Adelgazar de manera relajada y sana

Hace poco hablé por teléfono con un amigo que se quejaba porque no sabía que hacer para adelgazar: los kilos tenían que desaparecer, pero renunciar a la pasta y al vino tinto sería imposible.

Adelgazar de manera relajada y sana

Menos mal que la naturaleza ya nos haya dado la solución para esto en la Edad de piedra. Si había comida disponible en abundancia, nuestros antepasados comían sin restricciones y en "tiempos de escasez" - que a veces podían durar días - recurrían a sus reservas de grasa. Este efecto utiliza el ayuno intermitente también llamado 16:8 o 5:2. En la primera variante, te saltas la comida de la mañana o de la noche, de modo que no comes ninguna caloría durante 16 horas. Además de la pérdida de peso, nuestro cuerpo ya no tiene que luchar con la digestión debido al corto ayuno nocturno. Además dormimos mejor. Con el ayuno 5:2 puedes comer normal cinco días por semana, pero durante dos días restringes drásticamente tu ingesta de calorías (mujeres 500-800kcal, hombres 600-850kcal), bebes mucha agua y/o té, pero prescindes completamente de los carbohidratos de rápida digestión (pan de trigo, pasta, patatas, azúcar). Las ventajas en comparación con las dietas Crash son sustanciales: No hay que prescindir de los manjares más preciados como la pasta y el vino tinto y no hay el odioso efecto yoyo. Además, se ponen en marcha procesos bioquímicos beneficiosos que mejoran el metabolismo de los azúcares y de las grasas, refuerzan la flora intestinal y liberan sustancias antiinflamatorias. Es posible escoger individualmente la variante que mejor se adapte al ritmo de cada uno. El peso se reduce de forma relajada con las dos variantes.

NOS GUSTAN