Noticias de Cultura y Sociedad
Restaurante Mahoh
abril 2023

Lugares emblemáticos, mágicos, rincones desconocidos y misteriosos. Las Islas Canarias son un paraíso por descubrir, un archipiélago de leyendas, espacios protegidos, tierras volcánicas, aguas cristalinas y yacimientos. Un viaje insular de enclaves prodigiososy fauna por descubrir…

Fuerteventura, refugio de especies endémicas, protegidas y migratorias

gastronomia canaria

En tierra, mar y aire habitan multitud de especies animales, algunas, oriundas de la Isla Maxorata. Fauna que puebla la segunda isla más grande de las Canarias desde tiempos pretéritos y que pervive en su hábitat originario gracias a la protección y defensa de la fauna isleña. El desierto es parte esencial de Fuerteventura desde sus orígenes, y el camello majorero, el medio de transporte animal por excelencia. Un camello, que, en realidad, es un dromedario que lleva desde el S.XV en estas tierras. Una especie que cuenta con especial protección, ya quedispone del reconocimiento de única raza autóctona europea de su especie. En tierra firme, uno de los cuadrúpedos más singulares y oriundos es la cabra majorera. Sin ella, el queso majorero no existiría ya que de su leche se extrae esta delicia para el paladar, tan demandada dentro y fuera de la isla. También la cabra puipana, que destaca por su pelo rubio y blanco, el burro majorero y el perro bardino majorero. Del norte de África procede la ardilla moruna, muy asentada en todas las zonas de la isla. Los insectos también tienen su protagonismo en la isla, como es el caso de la abeja majorera, que produce su miel gracias a flores del desierto como la tunera, la barrilla, o la pitera. Nos zambullimos en las aguas cristalinas de la isla para adentrarnos en un mundo, todavía por descubrir. El mejillón majorero, conocido como Perna perna, está considerado especie protegida y su extracción está totalmente prohibida.Se caracteriza por su color marrón y sus dimensiones;cada mejillón mide 9,5 cm. También habitan entre las aguas tinerfeñas burgaos, lapas, cañaillas, pulpos, chocos, meros, sargos, bocinegros, calamares, tortugas bobas, tortugas careta y cangrejos moros. Los cielos de Canarias son de los más limpios de Europa y dan cobijo a millares de aves migratorias que deciden hacer un alto en el camino en este enclave privilegiado y sostenible; otras, por su parte, permanecen todo el año en la isla, su hogar perenne. Entre las aves más representativas de Fuerteventura destacan el guirre, el chorlitejo grande, el gris, la abubilla, la tarabilla canaria, la aguililla o las pardelas cenicientas.

En peligro de extinción

No todas las especies han corrido la misma suerte pese a los intentos de proteger la fauna canaria. Existen especies cuya supervivencia pende de un hilo. Hablamos del guirre, una subespecie endémica de las islas que se encuentra en peligro de extinción. En los últimos cincuenta años han desaparecido entre el 70 y el 90% de estas rapaces. Tan solo quedan 130 ejemplares; lamentablemente,los expertos estiman su extinción en pocas décadas. En la misma situación se encuentra el guincho o águila pescadora. En 2020 pasó de ser especie protegida a especie en peligro de extinción. Apenas siete parejas de águilas pescadoras sobreviven en los acantilados de las islas. Fuerteventura tiene un patrimonio natural sin parangón, con especies endémicas que pueblan sus tierras desde su origen y otras que han llegado para quedarse, gracias a las condiciones climáticas favorables que ofrece. Proteger el entorno es y será crucial para asegurar el mantenimiento de su flora y fauna en el futuro.

 

NOS GUSTAN